sábado, 3 de abril de 2010

Lograr un objetivo requiere de nuestra ACCIÓN

Las personas que saben vivir persiguen sus sueños.
Y cuando los alcanzan su recompensa es el éxito.
Una de las claves para lograr nuestros objetivos y ser exitosos es “soñar de noche y trabajar de día”
Si quiere lograr su objetivo, comprométase con él y emprenda la acción de manera inmediata.

Es la acción y solo la acción la que produce resultados. Por mucho que sueñe, planifique, desee o anhele, nada logrará si no lleva su objetivo al plano de la acción.
Una de las grandes claves para lograr objetivos es ponerse en movimiento tan pronto como el objetivo se ha establecido. Hay que comenzar a generar impulso. Cuando algo comienza a moverse y va ganando velocidad, cada vez es más difícil pararlo.

Si ha tomado la decisión y el compromiso de lograr un objetivo que verdaderamente desea no demore su puesta en marcha. Ha llegado el momento de dar el primer paso, aunque sea pequeño, en pos de su consecución.
Haga esa llamada, compre unas zapatillas de deporte, comience a escribir, inscríbase en ese curso, levántese una hora antes,… inicie de inmediato una primera acción que lo ponga en movimiento.
Todo camino, aunque sea de 1.000 kilómetros comienza con un paso. Lo importante una vez que está clara la dirección es ponerse en movimiento y comenzar a andar camino.

El principal problema para muchas personas a la hora de perseguir sus objetivos es que se mantienen esperando que aparezca el momento perfecto para ponerse en marcha. Para ellos siempre es demasiado pronto, demasiado tarde, necesitan estar más tranquilos, tener una mejor situación,… y la lista podría continuar con muchas “razones” más por las que no pueden ponerse en marcha. Eso son simples excusas mentales. El “momento ideal” para empezar jamás llegará. Si su objetivo es verdaderamente importante para UD, el mejor momento para comenzar es AHORA mismo.

La ACCIÓN y solo la ACCIÓN lo llevará a donde quiere llegar.