jueves, 22 de noviembre de 2018

Liberarnos de nuestras creencias limitantes

Muchas veces nos encontramos estancados, prisioneros de nuestras creencias limitantes, que nos impiden realizar cambios , tomar mejores decisiones y comportarnos de manera diferente, avanzar. Nuestro mundo interno se empobrece estamos carentes de recursos.
Las tres áreas más comunes de las creencias limitantes se relacionan con la desesperanza, creer que no podemos alcanzar el estado deseado a pesar de nuestras capacidades, la impotencia  creer que si bien el objetivo es alcanzable no somos capaces de lograrlo y la ausencia de mérito no nos consideramos merecedores del logro del objetivo. Estas limitaciones ejercen enorme influencia el nuestra salud mental y física.

Reconocer esas creencias limitantes es el primer paso para el cambio, para reinterpretar la realidad. 
Liberarnos!!!


La libertad personal supone tener el control sobre nuestros pensamientos, creencias, la actitud que mantenemos frente a los desafíos y problemas, los sentimientos que experimentamos, hacer conscientes los comportamientos que ya no nos resultan útiles y así comprometernos con el cambio.


En los Cursos de PNL podemos adquirir herramientas para crear nuevos patrones de pensamiento y comportamiento.


martes, 5 de junio de 2018

Entrenamiento Camino al Liderazgo



En un contexto cambiante con desafíos constantes y a la vez lleno de posibilidades se requiere que las personas adquieran competencias que les permitan ser proactivas, flexibles, creativas e innovadoras, en definitiva que logren desarrollar su potencial. Accionar en forma sostenida, consistente y efectiva para lograr los objetivos personales de desarrollo y crecimiento, alineados con los grupos de pertenencia.




El entrenamiento “Camino al Liderazgo” será práctico y participativo y propone desarrollar competencias para el liderazgo personal y de equipos basado en cuatro ejes:



   Comunicación efectiva.
   Liderazgo y relaciones interpersonales.
   Comportamientos orientados a la coherencia personal y profesional.
   Estrategias exitosas.

Informes e inscripción: formacionenpnl@gmail.com.ar

jueves, 1 de febrero de 2018

PNL. Cómo cambiar comportamientos adquiridos (Hábitos)

En PNL es consciente todo aquello que se percibe y que se siente en el presente.
Inconsciente es todo aquello que no se tiene presente agregando los procesos vitales del cuerpo y todo lo que se podría advertir en el momento presente aunque no se lo registre. Ejemplo: respirar.

Creemos que la mayoría de nuestros comportamientos son conscientes. Sin embargo, casi todo lo que hacemos es inconsciente.
Para aprender un comportamiento, primero observamos, luego practicamos y finalmente lo transformamos en hábito.( ver entrada anterior aprendizaje)

Un hábito se refuerza con su uso y se debilita, desaparece cuando dejamos de accionar. De esta forma, el camino para cambiar un hábito requiere de un nuevo hábito en su lugar.

Para “sustituir” un hábito por otro debemos conocer su estructura. 
Todo hábito consiste en: 

Un Disparador ( estímulo, deseo) - Comportamiento - Recompensa, Disparador.

El disparador nos “recuerda” lo que queremos y pone en marcha el comportamiento para así disfrutar de la recompensa que hará que, en futuras ocasiones, cuando estemos en la misma situación, el disparador vuelva a actuar.
Así un estímulo tanto externo como interno que hace que automáticamente realicemos una conducta para disfrutar una recompensa. 

La recompensa es por naturaleza positiva (ver intención positiva) para quien acciona y refuerza la conducta activada por el estímulo o disparador. 
Es importante tener en cuenta que lo que se cambia es el comportamiento.

Para cambiar un hábito de forma eficaz hay que asegurarse que el nuevo hábito mantiene el disparador y la recompensa del hábito anterior, pero con el nuevo comportamiento que deseemos.

Si eliminamos el antiguo comportamiento y no satisfacemos la recompensa anterior, el cerebro buscará formas de satisfacerla, ya sea reforzando el comportamiento que no queremos (a lo que te resistes, persiste) o sustituyéndolo por otro que puede que no sea de nuestro agrado (dejar de fumar y empezar a comer más dulces).

Si cuidamos el diálogo interno cuando decimos  “tengo que” o “debo” (operador modal), cambiarlo por “quiero” o “puedo”, eso  llevará a la acción . 
Es importante reforzar este proceso con creencias expansivas, valores, submodalidades, metaprogramas.

La repetición, practicar la relación es  la clave. 

Disparador-Comportamiento-Recompensa.

martes, 2 de enero de 2018

Metáfora para el Logro de nuestros objetivos


Feliz 2018 amigos!!!! 

Comparto esta metáfora para lograr sus objetivos.

"Acepta la responsabilidad de tu vida. 
 Date cuenta que tú eres quien va a llegar a donde quiere ir, 
nadie más". Les Brown


La escalera del deseo
Por Carlos A. Tirado




"Era una noche tranquila, pero el corazón de una persona estaba muy inquieto. Tenía una meta en su corazón, pero su mente estaba tan confundida que no sabía por dónde empezar ni cómo hacer para cumplir su meta. Esa noche, luego de dar muchas vueltas en la cama, se durmió.

En el transcurso de la noche tuvo un sueño:


Él se encontraba en una hermosa pradera con árboles y un hermoso paisaje de montañas. Mientras miraba este hermoso paisaje, notó algo que le llamó mucho la atención: un gran grupo de personas que se dirigían hacia el mismo lugar. Avanzó unos pasos para ver hacia dónde iban y logró ver a la distancia una escalera que tenía su base en la tierra mas no se veía su final.
Picado por la curiosidad se dirigió con el resto de la gente hacia el lugar.
En la base de la escalera había dos columnas que sostenían un cartel que decía: Bienvenidos a la escalera del deseo, en donde sus deseos serán cumplidos. Leyó atentamente el cartel y se decidió pasar para empezar a subir la escalera.



Al llegar a la base de la escalera, arriba del primer peldaño había un cartel que decía: 

VOLUNTAD: solo pueden ingresar a la escalera las personas que tienen voluntad de empezar a cumplir su deseo. La mayoría de la gente subía el primer tramo de la escalera sin dificultad, aunque algunos no poseían suficiente voluntad y dejaron la escalera.
Luego de subir un buen tramo de la escalera apareció otro cartel que decía:

DECISIÓN: solo las personas que pueden decidir clara y decididamente podrán continuar. Algunas personas con falta de decisión quedaron atrás. No se decidían y titubeaban para emprender algo que los ayude a cumplir su deseo.
Luego de subir varios escalones apareció otro cartel que decía: 

ESFUERZO: Solo pueden continuar las personas que están dispuestas a hace el esfuerzo necesario para continuar. Ahora era menor la cantidad de personas que pasaron este cartel, luego de varios escalones, más personas dejaron la escalera.
Luego de pasar los peldaños del esfuerzo apareció un cartel muy especial, este decía: 

PERSEVERANCIA: solo los perseverantes llegarán al final. Lo que más le sorprendió en esta parte del sueño era que todas las personas pasaron el cartel. Pero, el tramo parecía interminable, uno a uno fueron dejando la escalera hasta que quedaron unos poquitos.
Luego de un interminable trecho apareció otro cartel que decía: 

PRUEBA: aquí tu voluntad, tus decisiones, tu esfuerzo y tu perseverancia serán probadas. ¡Qué tramo tan difícil! 

Muchas personas se desanimaban y dejaban de subir por las escaleras. Gran parte de las personas que llegaron a este punto de la escalera dejaron al primer obstáculo que se les cruzó.

Al fin terminó el tramo de PRUEBA y llegó a un cartel que decía:

META. Hacia los costados de la escalera se podía ver la pradera, las montañas y el cielo. Algunas personas al observar esto se tentaron con lo que les ofrecía esa hermosa vista y dejaron automáticamente la escalera. El resto de las personas que quedaron, pasaron el cartel de la meta. 
Luego de unos peldaños llegaron a una base plana. En el medio había como un altar y en medio de él, una llave. Luego del altar había una puerta que permanecía cerrada. En el altar había un letrero que decía: todo aquel que está dispuesto a cumplir su deseo, tome con su mano la llave y colóquela en la puerta.


Ansioso y motivado por la curiosidad acerca de lo que había detrás de la puerta, tomó la llave con su mano y la colocó en la puerta. Esta instantáneamente se abrió. Cuando miró hacia dentro despertó.
La oscuridad de su habitación le rodeaba. Ahí supo qué debía hacer para cumplir su deseo: tener voluntad de emprender el camino para cumplirlo, saber tomar decisiones, poner todo el esfuerzo necesario para lograrlo, ser perseverante y no bajar los brazos". 


A veces suceden cosas que nos prueban, en ese momento se sabe cuán importante es lo que queremos lograr, ¡no hay que darse por vencido ni

aún vencido! Y luego, cuando estamos por llegar a nuestra meta siempre aparecen esas “oportunidades” falsas que nos quieren desviar de nuestra meta.
Al fin alcanzamos la llave de la puerta que nos lleva al cumplimiento de nuestro deseo.