domingo, 18 de octubre de 2009

Las tres verdades

El joven discípulo de un filósofo sabio llega a la casa de éste y le dice:

-Oye maestro, un amigo tuyo estuvo hablando mal de vos.

-Espera, le dice el maestro ¿Ya hiciste pasar por los tres filtros lo que vas a contarme?

-¿Los tres filtros? Preguntó el discípulo.

-Sí, el primero es la verdad, ¿estás seguro que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?

-No, lo oí comentar a unos vecinos.

-Al menos lo habrás hecho pasar por el segundo filtro que es la bondad. Eso que deseas decirme ¿es bueno para alguien?

-No en realidad no. Al contrario.

-El último filtro es la necesidad, ¿es necesario hacerme saber eso?

-Al decir verdad, no.

-Entonces dijo el maestro, si no es verdadero, bueno, necesario sepultémoslo en el olvido.