lunes, 3 de noviembre de 2014

Planificar las tareas, optimizar recursos.




A la hora de organizar tus tareas, lograr objetivos, es importante tener en claro cual es el resultado que quieres obtener, que recursos necesitas, y cuanto tiempo te demandará realizarlas, por eso el uso eficaz y eficiente del tiempo es fundamental en la planificación de las mismas, así estarás focalizado en optimizar el rendimiento.

La planificación es la determinación por adelantado de los acontecimientos. Te pone al mando, en control de tu vida.
Es fundamental establecer una dirección clara para los esfuerzos de cada día. Así pues, crea el hábito de planificar por escrito cada jornada. El empleo inadecuado del tiempo es una de las razones por las cuáles muchas personas abandonan sus objetivos o no logran realizar sus tareas cotidianas.

Si no estás obteniendo los resultados que te gustaría con tu tiempo, evita buscar excusas o culpables. Busca soluciones, comprométete. Sé proactivo.

Tienes todo el tiempo a tu disposición. Esta es la primera actitud a desarrollar: Dispones de todo el tiempo disponible.

Para ello, es conveniente clasificar entre aquellas tareas que son importantes y no importantes y las que son urgentes y no urgentes.

                                                   Importante y urgente
                                                Importante y no urgente
                                             No importante pero urgente
                                            No importante y no urgente


El cuadro puede ayudarte a organizarte en el uso del tiempo. Un gran valor.

Finalmente es interesante preguntarnos:

¿Qué es lo más importante que puedo hacer hoy, que de lograrlo puede aportar un avance significativo en mi vida?

Respondida esta pregunta, solo hay que ¡Actuar!!