domingo, 28 de junio de 2009

Creencias

Las creencias son verdades, juicios de valor que nos permiten sostener nuestras capacidades y comportamientos.

Son mandatos transmitidos desde que nacemos por nuestro entorno familiar, social y cultural. Generan estilos de elección.

Constituyen un filtro muy poderoso a través del cual percibimos la realidad, se activan de manera inconciente, así tendemos dar como cierto aquello que creemos. No se basan en la lógica. Colaboran en el diseño de nuestro Mapa del Mundo y de esta manera pensamos, nos comunicamos y actuamos. Las creencias generan comportamientos.

Las creencias pueden favorecer o limitar conductas.

La PNL nos permite reconocerlas. Ud. puede mantener, crear y descartar creencias.

Podemos cambiar creencias en la medida que modificamos nuestro sistema de representación de la realidad, cuando comenzamos a transitar por caminos diferentes, cuando nos atrevemos al cambio. Es importante identificar creencias sobre Ud. mismo cuando siente el impulso de realizar cambios en su vida.

¿Hay algo que hoy crea se Ud. que no creyera hace unos años?

¿Qué cree hoy de Ud. que antes no creía?

Cuando nos preguntamos o preguntamos ¿por qué? Se activan las creencias.

Hay dos tipos de creencias:

  • Expansivas: son las que amplían nuestro Mapa del Mundo, nos permiten evolucionar, nos abren puertas, mejoran nuestra calidad de vida. Ej: soy buena docente.
  • Limitantes: Nos impiden avanzar, proyectar, ampliar nuestro Mapa. Ej: no puedo subir a un avión.

Las creencias limitantes están relacionadas determinados estados internos:

  • La desesperanza: “Creo que no voy a poder lograrlo”
  • La impotencia: “Creo que no soy capaz de lograrlo”
  • La ausencia de mérito: “No me lo merezco”

Las creencias limitantes operan como virus mentales, son obstáculos en todo proceso de cambio. Si logramos identificarlas podremos reemplazarlas por creencias expansivas que nos permitirán ampliar nuestra percepción de la realidad, cambiar conductas, plantear objetivos, conectarnos con la esperanza, con nuestras capacidades hasta ahora desconocidas, con el sentido de valía y pertenencia.

En el cambio de creencias es importante determinar cuales son sus expectativas, así podrá tomar conciencia de sus capacidades dormidas que no le permiten, aún, alcanzar los objetivos deseados. Para ello la motivación es fundamental.

Piense en el cerebro como un ordenador que es necesario actualizar. De él podrá sacar contenidos y agregar otros nuevos que sirvan a sus propósitos. Es fundamental contar con un buen antivirus que detectará todo aquello que lo limita en sus actividades, relaciones y proyectos. Así será más flexible.

Le propongo este ejercicio para detectar creencias. Recuerde que las creencias son certezas, afirmaciones contundentes:

  • Escriba cuales son las creencias expansivas sobre Ud. mismo.
  • Escriba qué creencias limitantes reconoce en Ud. y desea cambiar. Junto a estas
    creencias escriba la creencia expansiva que la reemplazará. Plantéela en
    positivo.

Este ejercicio puede llevarle varios días, analice cada área de su vida. Tómese su tiempo, cuantas más identifique, mejor.

Para tener en cuenta: “Tanto si cree que puede hacerlo, como si cree que no puede hacerlo está en lo cierto”.