viernes, 27 de septiembre de 2013

PNL y Coaching

**Muchas personas no saben que tesoros
 pueden estar ocultos a  simple vista, 
aunque pueden descubrirlos.**


El coaching posibilita a personas y grupos desarrollar su creatividad reconociendo sus recursos para obtener los resultados deseados.

Muchas veces pasar del estado presente al estado deseado genera incertidumbre, dudas y es allí donde se plantean las dificultades para proponer objetivos y comprometerse con ellos. Postergan la toma de decisiones, temen al cambio, salir de la zona de seguridad, no confían en sus fortalezas y tienen miedo a equivocarse. Se encuentran desorientados, incapaces de actuar.

Las personas o grupos que acude al coach (coachee) necesitan clarificar su estado para luego descubrir el camino que los conducirán a lograr aquello que se proponen o mejorar los logros ya obtenidos.
El coach ayuda a enfocarse en sus objetivos. Los orienta para que descubran sus recursos, parte de la premisa que “pueden lograr aquello que desean” le transmite seguridad, mejora su comunicación interna e interpersonal y los motiva a producir resultados efectivos. Ayuda a decidir, a pensar y hacer.

El objetivo del Coaching es lograr resultados positivos y duraderos en el tiempo. Es un proceso que comienza con una alianza entre en coach - cliente  basada en la comunicación, el respeto mutuo y la sinceridad.

El Coach acompaña, escucha atentamente, calibra, genera rapport. 
Plantea el “qué” para que el o los clientes generen el “como”. No emite opiniones, juicios, sólo realiza preguntas precisas, orientadoras, a través de las cuales  los guía para que encuentren las respuestas que  permitirán definir en forma clara y precisa sus metas, se centra en sus valores y desafía sus creencias limitantes, al cuestionarlas podrán cambiarlas y refuerza aquellas creencias expansivas que le permiten actuar.

Mediante las sesiones de coaching se logra renovar el compromiso con la vida, cambiar el estado emocional, se acepta el cambio como posible, flexibilizar la conducta, se aprende a aprender, la conducta es proactiva,  la mirada se orienta hacia las metas u objetivos, que hace posible encontrar soluciones y estrategias, equilibrando las áreas de vida, en busca del estado de bienestar.