lunes, 25 de enero de 2010

Si volviera a vivir...

Si tuviera otra oportunidad, me animaría a cometer más errores.
Me relajaría. Sería más flexible.
Sería más tonto de lo que fui en este viaje.
Me tomaría menos cosas con seriedad.
Correría más riesgos.
Haría más viajes.
Escalaría más montañas y nadaría más ríos.
Comería más helados y menos garbanzos.
Tal vez tendría más problemas reales, pero menos imaginarios.

Sabe, soy de los que viven con sensatez y sanamente, hora tras hora, día tras día.
He tenido mis momentos y si volviera a vivir, tendría más.
De hecho, trataría de no tener otra cosa.

Sólo momentos

Sólo momentos, en lugar de vivir tantos años por adelantado cada día.
He sido de esas personas que no van a ninguna parte sin un termómetro, una botella de agua caliente, un impermeable y un paracaídas.

Si tuviera que volver a vivir, la próxima vez, viajaría más liviano.
Si tuviera que volver a vivir, empezaría a andar descalzo más temprano en la primavera y seguiría así más tarde en el otoño.
Iría a más bailes.
Subiría a más calesitas.
Cortaría más margaritas.

( Nadine Stair, 85 años)

Piense que tiene la gran oportunidad de replantear su vida.
¿Sería capaz de detenerse por unos instantes y mirar el mundo que lo rodea y mirarse a sí mismo?
Ahora emprenda la búsqueda interior, allí está su potencial.
Su vida tiene un propósito, descúbralo.