martes, 4 de octubre de 2016

Comunicación. Actitud frente a los conflictos.

Tanto a nivel personal como laboral es importante desenvolvernos de manera congruente, alineados con nuestros valores y creencias poderosas que nos permiten alcanzar estados de excelencia estableciendo relaciones de mutua ganancia.
Cuando mejoramos la comunicación optimizamos nuestros recursos orientándolos al logro de objetivos.
Una clave para el éxito en nuestras desempeño profesional es mantener relaciones positivas en el ámbito laboral.

¿Cómo hacemos para mantener relaciones saludables y lograr manejar aquellas interacciones que son tensas, forzadas o difíciles?

En muchas ocasiones por miedo al conflicto tendemos a ignorar las relaciones difíciles que se presentan como un desafío. 
Esta situación nos lleva a posponer la resolución de un estado displacentero en vez de buscar la oportunidad  de resolverlo.

Así evitamos afrontar el conflicto por:

  • Creer que la relación difícil es por culpa de los demás y no reconocer nuestro aporte a la situación.


  • La convicción de que la gente no cambiará incluso aún cuando nosotros tratemos de mejorar la situación.


  • Aceptar las cosas como están por no estar preparado para afrontar la  situación.

  • La creencia de que el problema se resolverá solo.

Para comenzar a resolver un conflicto es importante generar rapport y ser flexibles en la conducta.


Reconocer y entender nuestros propios sentimientos y  necesidades.
Percibir y comprender las necesidades y sentimientos de la otra persona. La intención o propósito que lo mueve.

Regular las conductas y emociones propias para integrarlas con la razón, así poder tomar decisiones acordes con la situación.

Reconocer y responder a las emociones de la otra persona. Ser empáticos y también asertivos.

Beneficios de practicar la empatía, el rapport.

Mejora de los niveles de satisfacción individual y colectiva.
Aumento del nivel de confianza.
Reducción de conductas derivadas de prejuicios.
Aumento de conductas colaborativas.
Acorta las distancias emocionales.

                           


Para ser flexibles tener en cuenta:

 Aceptar los modelos diferentes para interpretar la realidad.
 Adaptar nuestro estilo de comunicación a del interlocutor.
 Hablar en positivo.
 Sea congruente. Coherente.
 Escoja su actitud de acuerdo a la situación.
 Haga concordar el ritmo y la calidad de la voz.
 Elimine la crítica. La crítica desarma el rapport.
 Sea consistente, transmita lo que cree.
 Preguntar y volver a escuchar activamente, hasta clarificar el mensaje.
• Parafrasear para comprobar que se ha comprendido el mensaje.
 Proponer acuerdos GANAR- GANAR. 

2 comentarios:

Unknown dijo...

excelente su trabajo me podría orientar en como puedo utilizar la PNL para mejorar la comunicación

Darloving dijo...

Hola, me encanta lo que compartes, que puedo hacer si encuentro dificultades, regulando mis emociones, como por ejemplo si en un conflicto me da mucho miedo que me griten que me insulten, que puedo hacer para no tomar personala, se que suena infantil pero a veces el otro usa esa táctica para dominar al otro y lograr su adjetivo