lunes, 7 de marzo de 2016

Mapas y filtros

Ante el mundo exterior, usamos los sentidos para explorarlo y delimitarlo. El mundo es una infinidad de posibles impresiones sensibles, y sólo somos capaces de percibir una pequeña parte de él. 
La parte que podemos percibir es luego filtrada por nuestra experiencia única, cultura, lenguaje, creencias, valores, intereses y suposiciones. 
Cada uno vive en su realidad única, construida por sus propias impresiones sensibles y experiencias individuales de la vida y actuamos de acuerdo a lo que percibimos: nuestro modelo del mundo.

El mundo es tan vasto y rico que para darle sentido tenemos que simplificarlo. Hacer mapas es una buena analogía para lo que hacemos; es la manera como damos significado al mundo. Los mapas son selectivos, dejan de lado información al mismo tiempo que nos la brindan y son de un valor incalculable para explorar el territorio. 
El tipo de mapa que usted haga dependerá de lo que vea y de adonde quiera llegar.
El mapa no es el territorio que describe. Hacemos caso a aquellos aspectos del mundo que nos interesan e ignoramos otros. El mundo es siempre más rico que las ideas que tenemos sobre él. Los filtros que ponemos en nuestras percepciones determinan en qué clase de mundo vivimos.
Los seres humanos percibimos y guardamos en el inconsciente toda la información a la que accedemos del mundo exterior. Esta información es filtrada a través del pensamiento, pasando por el sistema neurológico, sentidos (visual, auditivo. gusto olfato y sensaciones o kinestésico) formando la propia experiencia, cultura, creencias, valores, juicios. 
El lenguaje es el vehículo para expresar la realidad,  esa realidad única llamada MAPA y actuamos respondiendo a él.

Convicciones (o creencias), intereses y percepciones limitados, darán como resultado un mundo empobrecido, pre-decible y aburrido. Este mismo mundo puede ser rico y excitante; la diferencia no estriba en el mundo sino en los filtros por los que lo percibimos.

Piense un instante en lo que la palabra «belleza» significa para usted. Sin duda alguna usted tiene recuerdos y experiencias, imágenes internas, sonidos y sentimientos que le permiten dar sentido a esa palabra. Del mismo modo, otra persona tendrá diferentes recuerdos y experiencias y pensará sobre esa palabra de forma distinta. ¿Quién tiene razón? Ambos, cada uno dentro de su propia realidad. La palabra no es la experiencia que describe, es la interpretación que damos a lo percibido.

Nuestras convicciones, creencias actúan como filtros, haciendo que actuemos de ciertas maneras ya que lo que creemos es, ya sea sobre nosotros mismos y el mundo;
Otros de los filtros básicos de la PNL suelen llamarse Marcos de conducta o Estilos de elección que nos permiten pensar acerca de cómo actuamos.

Por tanto, vemos mediante una compleja serie de filtros perceptivos activos. Lo mismo podemos decir del resto de sentidos.
Cambiando sus filtros se puede cambiar su mundo.

Podemos aprender a hacer que nuestros sentidos nos sirvan mejor. La habilidad de observar mejor y realizar distinciones más sutiles con todos los sentidos puede enriquecer de forma significativa la calidad de vida, y es una habilidad esencial en muchas áreas de trabajo. Aprender a realizar esto no es tanto aprender a ver más que los demás como saber qué buscar, aprendiendo a percibir la diferencia que es lo que hace que las cosas sean diferentes.





1 comentario:

Juan Angel Pascoe dijo...

Excelente Artículo. Me llamo Juan Angel Pascoe y tengo varios años de experiencia en Terapia PNL e Hipnosis en México y los resultads eiempre han sido positivos. Es cuestión de simplemente abrirse y utilizar los recursos internos que cada persona tiene. PNL en verdad puede transformar la vida de las personas de modo radical. Trabajo en un Centro de Rprogramacion Mental y hemos ayudado a miles de personas con PNL http://www.benestari.com

Excelente Blog

Saludos