lunes, 21 de diciembre de 2015

2016 Una nueva mirada para sorprendernos!!!!!



                                           

Con mis mejores deseos "Feliz Navidad y Año Nuevo"


COMO SI FUERA LA PRIMERA VEZ

Quiero creer que voy a mirar este nuevo año como si fuese la primera vez que desfilan 365 días ante mis ojos. Ver a las personas que me rodean con sorpresa y asombro, alegre por descubrir que están a mi lado compartiendo una cosa llamada amor, de lo que se habla mucho y se entiende poco.

Subiré al primer autobús que pase, sin preguntar a dónde va, y me bajaré en cuanto vea algo que me llame la atención. Pasaré por delante de un mendigo que me pedirá una limosna. Tal vez le dé, o tal vez piense que se lo gastará en bebida, y siga adelante, oyendo sus insultos, y entendiendo que esa es su forma de comunicarse conmigo. Pasaré por delante de alguien que está intentando destrozar una cabina telefónica. Tal vez intente impedírselo, o tal vez entienda que hace eso porque no tiene con quién hablar al otro lado de la línea, y de esa forma intenta espantar su soledad.

En cada uno de estos 365 días miraré todo y a todos como si fuese la primera vez, sobre todo las cosas pequeñas, a las que ya estoy tan acostumbrado que he olvidado la magia que las envuelve. Las teclas de mi ordenador, por ejemplo, que se mueven con una energía que no comprendo. La página que aparece en la pantalla, y que hace mucho que no se manifiesta de manera física, aunque yo crea que estoy escribiendo en una hoja blanca, donde es fácil corregir con sólo pulsar una tecla. Al lado de la pantalla del ordenador se acumulan algunos papeles que no tengo paciencia de poner en orden, pero si descubriera que esconden novedades, todas estas cartas, impresos, recortes, recibos, ganarían vida propia, y tendrían historias curiosas que contarme, sobre el pasado y el futuro. Tantas cosas en el mundo, tantos caminos recorridos, tantas entradas y salidas en mi vida.

Voy a ponerme una camisa que acostumbro a llevar, y por primera vez voy a fijarme en su etiqueta, en la forma en que fue fabricada, y voy a intentar imaginar las manos que la diseñaron, así como las máquinas que transformaron ese diseño en algo material, visible.

Incluso las cosas a las que estoy habituado, como el arco y las flechas, la taza de café de la mañana, las botas que después de mucho uso se transformaron en una extensión de mis pies, se revestirán del misterio del descubrimiento. Que todo lo que toque mi mano, vean mis ojos, pruebe mi boca, sea ahora diferente, aunque haya sido igual durante muchos años. Así, dejarán de ser naturaleza muerta, y pasarán a transmitirme el secreto para estar conmigo tanto tiempo, y manifestarán el milagro del reencuentro con emociones que la rutina ya había desgastado.

Quiero mirar por primera vez al sol, si mañana hace sol; a las nubes, si mañana está nublado. Por encima de mi cabeza existe un cielo al que la humanidad entera, a lo largo de miles de años de observación, dio una serie de explicaciones razonables. Después olvidaré todas las cosas que aprendí respecto a las estrellas, y estas se transformarán de nuevo en ángeles, o en niños, o en cualquier cosa que me apetezca creer en el momento.

El tiempo y la vida han ido transformando todo en algo perfectamente comprensible, y yo necesito del misterio, del trueno que es la voz de un dios encolerizado, y no una simple descarga eléctrica que provoca vibraciones en la atmósfera. Quiero de nuevo llenar de fantasía mi vida, porque un dios encolerizado es mucho más curioso, interesante y aterrador que un fenómeno físico.

Y por último, quiero verme a mí mismo, cada uno de estos 365 días, como si fuese la primera vez que estuviese en contacto con mi cuerpo y mi alma. Quiero ver a esta persona que camina, que siente, que habla como cualquier otra, quiero admirar sus gestos más simples, como conversar con el cartero, abrir la correspondencia, contemplar a su mujer durmiendo a su lado, preguntándose con qué estará soñando.

Y así, seguiré siendo lo que soy y lo que me gusta ser, una constante sorpresa para mí mismo. Este yo que no fui criado por mi padre ni por mi madre, ni por mi escuela, sino por todo aquello que viví hasta hoy, olvidé de repente, y estoy descubriendo de nuevo.

PAULO COELHO

miércoles, 2 de diciembre de 2015

PNL La visualización como recurso.


Visualizar es crear y ver una imagen a través de la mente. A nivel cerebral la persona empieza a proyectar, como una película un estado interno, un deseo, un objetivo.

A través de la visualización dirigimos nuestra mente por medio del diálogo interno y nuestras representaciones internas, nuestros pensamientos, hacia nuevas experiencias por vivir o recordar lo ya vivido.
Es una estrategia creativa para instalar experiencias en el sistema nervioso, acercarnos al estado deseado y logrando el estado de bienestar. 

En momentos de estrés podemos recurrir a visualizaciones que nos permitan asociarnos a estados emocionales placenteros.

Cuando una visualización está bien realizada, al cerebro no le importa si aquello realmente sucedió en el mundo real o es sólo fruto de la imaginación.

Para tener en cuenta:

Que las imágenes sean lo más exactas posibles, con colores, formas, sonidos, olores, sabores, sensaciones. Sea descriptivo.

Es conveniente que se asocie a la visualización, reforzando así su efecto.

Instale la creencia de que lo que está visualizando se convertirá en la realidad, que es bueno para su vida.

Nuestra mente nos permite crear o recrear escenarios, realidades, que nos permitan diseñar futuros posibles o recuperar estados del pasado.

Ejercicio para guiar: individual o grupal.
Asociarse a un estado placentero por ejemplo CONFIANZA o cualquier otro estado ( seguridad, serenidad, alegría, calma, paz, equilibrio, armonía)

Sentado. Cierra los ojos. Relájate. Siente la respiración, los pies apoyados en el piso, las piernas y la espalda descansando y, de a poco te pido que vayas trayendo las imágenes de un momento de tu vida en el que te hayas sentido confiado/a. 
En qué lugar estabas, con quien, si es de día o de noche, los gestos de las personas que te rodean (si refiere que las hay) los colores y formas del lugar, si hay sonidos, palabras, música o silencio. 
Si hay palabras que palabras y el tono de las voces, que dicen. 
Hay olores, perfumes, sabores. 
En qué lugar de tu cuerpo registras la sensación de CONFIANZA.

Quédate allí viendo, escuchando y sintiendo. 

Repetir en vos alta:
MIRÁ LO QUE MIRAS, ESCUCHÁ LO QUE ESCUCHÁS Y SENTÍ LO QUE SENTÍS.

Esperar un momento e invitarlo a volver aquí y ahora.

miércoles, 21 de octubre de 2015

La inteligencia emocional

                                                        
La inteligencia emocional está orientada a desarrollar aspectos que van más allá del intelecto, centrados en la toma de conciencia y la expresión de las propias emociones, así como en la detección del estado de ánimo y de los sentimientos de los demás, la capacidad para desarrollar una actitud empática, es decir, ponerse en el lugar de los otros.

Uno de los autores que más ha trabajado el concepto de inteligencia emocional es el psicólogo estadounidense Daniel Goleman, nacido en California en 1947. 
Para Goleman la inteligencia emocional es «una forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el entusiasmo, la perseverancia, la empatía o la agilidad mental. 
Ellas configuran rasgos de carácter como la autodisciplina, la compasión o el altruismo, que resultan indispensables para una buena y creativa adaptación social».

Una persona inteligente desde el punto de vista emocional es capaz de usar sus emociones y las de las personas que le rodean para crear una línea de pensamiento y de comportamiento que le permitan conseguir sus objetivos y sus proyectos vitales.
En su conocido libro Emotional Intelligence, publicado en 1995, Goleman desarrolla los siguientes fundamentos y principios de la inteligencia emocional.

1. Conocer las propias emociones. El primer paso y más importante de la inteligencia emocional es ser capaz de identificar o tener conciencia de las propias emociones. La persona que falla en este aspecto queda a merced de unas emociones incontroladas, lo cual es más que probable que le provoque muchos conflictos y situaciones negativas.

2. Manejar las emociones. Una vez identificadas las emociones, las personas deben tomar conciencia de las mismas, con el objeto de manejar hábilmente esos sentimientos, filtrándolos, suvizándolos si es necesario.

3. Motivarse a sí mismo. La orientación de las emociones hacia el logro de objetivos contribuye a aumentar la eficacia de las motivaciones. Por este motivo, emoción y motivación son dos sentimientos que están íntimamente relacionados y pueden retroalimentarse.

4. Reconocer las emociones de los demás. La empatía debe centralizar las relaciones con los demás. Las personas empáticas tienen una gran habilidad para sintonizar con el resto de personas, captando sus señales, aunque sean sutiles, para averiguar y hasta adelantarse a sus necesidades y anhelos.
                                                                      

5. Establecer relaciones. La competencia y las habilidades sociales constituyen la base para interactuar de forma asertiva con los demás, expresando nuestras ideas y puntos de vista sin molestar a los otros.
                                                                      

Podemos distinguir dos tipos de inteligencia que salen del tronco común de la inteligencia emocional:

  • La inteligencia emocional intrapersonal.
  • La inteligencia emocional interpersonal.

Inteligencia intrapersonal

Hace referencia al autoconocimiento y se orienta hacia finalidades básicas del tipo:

Conocerse a uno mismo.

Aceptarse en base a nuestras posibilidades.

Definir nuestros propios objetivos y valores.

Orientar nuestro comportamiento hacia su cumplimiento.

Buscar activamente nuestra felicidad.

Ser capaces de demostrar las gratificaciones.

Tratar de ver con realismo y veracidad cómo somos y lo que de verdad queremos.

Establecer prioridades personales.

Aprender a respetar nuestras emociones y sentimientos.


Inteligencia interpersonal

Se orienta hacia el conocimiento de los demás y las relaciones que establecemos con ellos. Las personas con inteligencia interpersonal utilizan la empatía como principio básico, demostrando una gran habilidad para:

Valorar el impacto que pueden tener nuestras emociones, y las acciones derivadas de éstas, en los demás.
Ayudar al resto de personas a experimentar emociones positivas.
Establecer relaciones sociales que les ayuden a lograr sus propias metas.
Reducir las emociones negativas que pueden ser fuente de conflictos.

La inteligencia interpersonal es la capacidad de entender a otras personas, interactuar con ellos y entablar empatía.
Poseer inteligencia interpersonal significa poder discernir, y comprender qué le sucede a otra persona en determinado contexto, actuando de manera apropiada en relación con los estados de ánimo, las conductas y los deseos del resto.

La inteligencia emocional comienza a desarrollarse en los primeros años. Todos los intercambios sociales que los niños tienen con sus padres, maestros y entre ellos, llevan mensajes emocionales.

El cerebro emocional responde a un evento más rápidamente que el cerebro pensante.

El cerebro social esta en su hábitat natural cuando estamos hablando a alguien cara a cara.

Goleman, D. (1995). Inteligencia emocional, editorial Kairós

domingo, 11 de octubre de 2015

Relaciones interpersonales.Comunicación asertiva


A menudo, en pos de mantener buenas relaciones, no nos atrevemos a decir lo que a veces nos resulta difícil de pronunciar la palabra NO. 

Estar pendientes de los requerimientos de los otros nos distrae y nos resta tiempo y espacio para ocuparnos de nuestros intereses. Actuando de esta forma nuestra autoestima se va deteriorando. 
Decir SI cuando quiero decir NO desgasta nuestra comunicación. Si dejamos de dar cabida a nuestros deseos, depositaremos en el otro nuestra frustración y finalmente lo culparemos por nuestro descontento, provocando así, un quiebre en la comunicación. “Para cuidar una relación y mantener una buena comunicación no es necesario complacer todo el tiempo”. 

Pero ¿cómo decir NO sin dañar la relación? La respuesta es sencilla siendo ASERTIVOS. Comunicarnos en forma asertiva es hacer valer nuestra voluntad, deseos, sin imponerlos, es decidir defender nuestros espacios, sin ser agresivos.
La comunicación asertiva es clara, congruente, directa, equilibrada, firme, certera, franca, honesta, respetuosa.

                                                




El poder de un NO positivo (Por William Ury) 


El principal obstáculo para llegar al Sí es aprender a decir No de la manera adecuada.  A menudo nos resulta difícil decir No cuando queremos hacerlo, y sabemos que deberíamos. O lo decimos, pero de una manera que frena el acuerdo y destruye las relaciones. Cedemos a las exigencias inapropiadas, a la injusticia y hasta al abuso, o nos embarcamos en una lucha destructiva en la que todos perdemos.


Para salir de esta trampa, debemos adoptar lo que llamo un “No positivo”. A diferencia del No tradicional, que empieza con No y termina con No, el No positivo empieza con Sí y termina con Sí.

Decir No de manera positiva significa, primero, decirnos Sí a nosotros mismos, y a nuestros valores más profundos.


John, ejecutivo de una empresa familiar, tuvo que decirle No a la exigencia de su padre (y jefe) de que se ocupara del negocio durante el feriado de Navidad por enésimo año consecutivo, recurrió a un Sí más profundo a su familia y al respeto por su persona. Le dijo a su padre: “Mi familia me necesita y me propongo pasar con ellos las vacaciones de Navidad”.

A continuación, John fijó un límite  claro, en un tono respetuoso: “No voy a trabajar en esta Navidad”. Sin embargo, no terminó con ese No sino con una propuesta positiva. Le explicó a su padre cómo organizaría el trabajo en la oficina para que se hiciera todo lo que debía hacerse, mientras él destinaba el tiempo que necesitaba a su familia.

Conclusión: el No positivo es una secuencia Sí-No-Sí. El primer Sí expresa las necesidades y los valores de la persona, el No consolida su poder, y el segundo Sí afianza su relación. La clave está en el respeto, tanto a nosotros mismos como al otro.
El No positivo representa un matrimonio entre las dos palabras esenciales del idioma: Sí y No. El problema actual es que divorciamos a nuestros Sí de nuestros No. 

Sí sin No es contemporizar, mientras que No sin Sí es declarar la guerra.

El Sí sin el No destruye nuestra satisfacción personal, y el No sin el Sí destruye nuestra relación con los demás. Los necesitamos a ambos, y juntos. Porque Sí es la palabra clave de la comunidad, y No es la palabra clave de la individualidad. Sí es la palabra clave de la conexión, y No es la palabra clave de la protección. Sí es la palabra clave de la paz, y No es la palabra clave de la justicia. El arte máximo consiste en aprender a integrarlas.


Éste es el secreto para defender lo que sentimos y lo que necesitamos, sin destruir acuerdos importantes ni relaciones valiosas.

La manera en que decimos No puede, en ocasiones, parecer muy poca cosa; pero, con el tiempo, hace una enorme diferencia en nuestras vidas, en la vida de quienes nos rodean y en el mundo en general.
Al decir No cuando corresponde, nos estamos haciendo un regalo. Estamos protegiendo a alguien o algo que valoramos mucho. Estamos creando tiempo y espacio para algo que deseamos. Estamos cambiando la situación para mejor, y preservando a nuestros amigos, colegas y clientes. En síntesis, estamos siendo auténticos con nosotros mismos. 

Mediante la práctica sencilla y diaria del No  positivo estamos colaborando con nuestra calidad de vida, nuestro éxito en el trabajo y nuestra felicidad en el hogar. Es un regalo que nos debemos.
Pero decir No también puede ser un regalo para el otro. “Dime que sí, dime que no, pero dímelo ahora”, es un refrán muy conocido. El otro suele preferir una respuesta clara, aunque sea un No, en lugar de la indecisión.
Un No le permite avanzar y tomar sus propias decisiones.

Lo cierto es que un No positivo puede unirnos más al otro, en una relación más auténtica. Pero si no le decimos la verdad, aunque sea un No, tomará distancia porque siempre habrá algo importante que permanecerá silenciado entre nosotros.
Decir que No es un regalo para nosotros, para el otro y hasta para el todo más grande. Imaginemos, por un momento, un mundo en el que los No positivos fueran la norma y no la excepción:

■ En el hogar, los padres que ejercitan No respetuosos con sus hijos verían luchas mucho menos destructivas, y los hijos serían menos malcriados y más felices, como suelen ser los niños cuando crecen con límites firmes y respetuosos. Quienes mantienen relaciones conflictivas descubrirían que su matrimonio y sus amistades tienen mayores posibilidades de éxito.

■ En el trabajo, los ejecutivos que saben decir No harían una mejor tarea a la hora de mantener a sus  organizaciones estrategicamente focalizadas. Los responsables de los departamentos de finanzas, legales,  información y recursos humanos, que habitualmente tienen que decir No a sus clientes internos, harían un aporte más efectivo a los objetivos estratégicos de la organización. Los vendedores, que saben cuándo y cómo decirles No a sus clientes, se sentirían respaldados cuando lo hacen. Y todos tendrían más autoridad para encontrar el punto de equilibrio entre el trabajo y la vida personal.

■ En el mundo en general, si los líderes y las naciones supieran decir No de manera positiva, la gente  defendería lo que es correcto para llegar a soluciones constructivas. El resultado sería más conflicto, sin duda, pero habría menos guerras y más justicia.

■ Por fin, la Naturaleza sería la primera beneficiaria, porque todos sabríamos decir No a los excesos que amenazan el medio ambiente, del que dependemos nosotros y las futuras generaciones. La vida, en síntesis, sería mucho más feliz, sana y sensata.

No cabe duda de que para pronunciar un No positivo hace falta coraje, visión, empatía, fortaleza, paciencia y persistencia. Para cambiar los viejos patrones hace falta práctica. Afortunadamente, cada uno de nosotros tiene muchas oportunidades para practicar cómo decir No todos los días. Tómenlo como un ejercicio. Están desarrollando el músculo del No positivo. Con ejercicio diario, ese músculo será cada vez más fuerte. Con práctica y reflexión, cualquiera puede mejorar mucho en el arte de decir No. 
El éxito sólo llega cuando somos auténticos con nosotros mismos y respetuosos de los demás.

William Ury 
Reconocido como uno de los mayores especialistas en Negociación y Administración de Conflictos, es el autor, con Roger Fisher, del best-seller Obtenga el Sí. 

lunes, 14 de septiembre de 2015

LA MENTE HOLOGRÁFICA

¿DÓNDE ESTA LA MENTE?

Esta pregunta ha sido contestada a lo largo del tiempo de muy variadas formas.
Durante siglos, los seres humanos buscaron la mente dentro de la cabeza porque sabían que allí estaba el cerebro.

Esta idea parecía indiscutible, pues es dentro de la cabeza donde escuchamos la “voz del pensamiento”. 
Sin embargo, observamos que las personas, al comunicarse, requieren de ciertas distancias o realizan gestos con las manos, señalando y “tocando” lugares en el espacio que los rodea. Esto nos dio la pauta de que la mente necesita desplegarse fuera del cuerpo, en un espacio virtual que lo rodea y que, a la manera de un holograma, coexiste con el espacio real.

La mente organiza la información que recibe del territorio en campos de representación virtuales y los ordena en ciertas ubicaciones específicas del espacio que rodea el cuerpo de acuerdo a ciertas distinciones básicas, mediante las cuales las personas construyen su experiencia del mundo.

El Holograma Mental es la matriz virtual tridimensional donde la mente representa imágenes, sonidos y sensaciones análogas.



Existe una inteligencia metasensorial que organiza el pensamiento en campos de representación virtual y los ordena en ubicaciones específicas del espacio peri-corporal otorgándoles sentido
de acuerdo a ciertas distinciones básicas mediante las cuales las personas construyen su experiencia del mundo.

Cuando las personas se comunican, podemos observar que hacen gestos con las manos y dirigen su mirada a diversos puntos del espacio donde están ubicadas las representaciones análogas de lo que están relatando.

Esto nos da la pauta de que la mente no está sólo dentro de la cabeza, sino que necesita desplegarse fuera del cuerpo, en el espacio virtual que lo rodea, para representar pensamientos y emociones mediante imágenes, sonidos y sensaciones análogas que coexisten con el espacio real.

Aun cuando las personas no sean conscientes de ello, sus gestos indican el lugar en el que están ubicando cada representación.
Al señalar estos espacios – arriba, abajo, a la derecha, a la izquierda, delante, detrás y a través del cuerpo– van conformando un campo holográfico de representación que coexiste con el espacio real.

El modelo de la Mente Holográfica fue creado a partir de algunos patrones esenciales de diversos modelos de cambio, como la Programación Neurolingüística (PNL), la Psicología, la Gestalt, la terapia Sistémica,
la Hipnosis, la Biodanza y la Bioenergética. 

Del libro LA MENTE HOLOGRAFICA
Daniel Cuperman y Fernando Cuperman.



viernes, 24 de julio de 2015

Capacidades y recursos frente a los desafíos



VERSIÓN TERCER MILENIO DE UNA VIEJA FÁBULA
LA LIEBRE Y LA TORTUGA, RECARGADAS!

Una tortuga y una liebre siempre discutían sobre quién era más rápida. Para dirimir el conflicto de opiniones, decidieron correr una carrera. Eligieron una ruta y comenzaron la competencia. La liebre largó a toda velocidad y corrió enérgicamente durante un buen rato. Luego, al ver que había sacado muchísima ventaja, decidió sentarse debajo de un árbol para descansar unos momentos, recuperar fuerzas y luego continuar su marcha. Pero pronto se quedó dormida. La tortuga, que andaba con paso lento pero constante, la alcanzó, la superó y terminó en punta, declarándose ganadora indiscutible de la carrera.

Moraleja: "Los lentos pero constantes y perseverantes, también ganan la carrera."

Pero la historia no terminó aquí, sino que prosigue...
La liebre, decepcionada por haber perdido, hizo un examen de conciencia y reconoció su grave error de subestimar a la tortuga. Se dio cuenta que por presumida y descuidada había perdido la carrera. Si no hubiese subestimado a su oponente, nunca la hubiera podido vencer. Entonces, desafió a la tortuga a una nueva competencia. Esta vez, la liebre corrió sin descanso desde el principio hasta el fin y su triunfo fue contundente.
Moraleja: "Los rápidos y tenaces vencen a los constantes y perseverantes."



Pero la historia tampoco termina aquí...
Después de ser derrotada, la tortuga reflexionó detenidamente y llegó a la conclusión de que no había forma de ganarle a la liebre en velocidad. De la manera como estaba planteada la carrera, ella siempre perdería.  Por eso, desafió nuevamente a la liebre, pero propuso correr por una ruta distinta a la anterior. La liebre aceptó y corrió a toda velocidad, hasta que se encontró en su camino con un ancho río. La liebre no sabía nadar, y mientras se preguntaba "¿Qué hago ahora...?", la tortuga nadó hasta la otra orilla, continuó a su paso lento pero constante y terminó la carrera en primer lugar.
Moraleja: "Quienes identifican su ventaja competitiva (saber nadar) y cambian el entorno para aprovecharla, llegan de primeros."



Pero la historia tampoco termina aquí....
Pasó el tiempo, y tanto compartieron la liebre y la tortuga que terminaron haciéndose amigas. Ambas reconocieron que eran buenas competidoras y decidieron repetir la última carrera, pero esta vez corriendo en equipo. En la primera parte, la liebre cargó a la tortuga hasta llegar al río. Allí, la tortuga atravesó el río a nado con la liebre sobre su caparazón, y ya en la orilla de enfrente la liebre cargó de nuevo a la tortuga hasta llegar a la meta. Como alcanzaron la línea de llegada en tiempo récord, sintieron una mayor satisfacción que la que habían experimentado en sus logros individuales.
Moraleja: "Es bueno ser individualmente brillante y tener fuertes capacidades personales. Pero, a menos que seamos capaces de trabajar con otras personas y potenciar recíprocamente las capacidades de cada uno, no seremos completamente efectivos."





Conclusiones ...
Es importante advertir que ni la liebre ni la tortuga abandonaron la carrera. La liebre evaluó su desempeño, reconoció sus errores y decidió poner más empeño después de su fracaso. Por su parte la tortuga, al notar que la velocidad era su mayor debilidad, decidió cambiar su estrategia y aprovechar su fortaleza como nadadora, en un nuevo recorrido. Después de varias contiendas, la tortuga y la liebre descubrieron que unidas lograban mejores resultados. La liebre y la tortuga también aprendieron otra lección vital: Cuando dejamos de competir contra un rival y comenzamos a competir contra una situación, no solo complementamos capacidades, compensamos debilidades, potenciamos nuestros recursos... sino que también obtenemos mejores resultados!

Todos tenemos carreras por delante, y hay muchas maneras de ganarlas. 
Hay muchas liebres, muchas tortugas... y muchas metas que alcanzar!

Finalmente:
"No se reúna con un grupo fácil; no le harán crecer.
Vaya donde sean muy altas las exigencias y las expectativas de desempeño".

jueves, 2 de julio de 2015

PNL PROGRAMACIÓN NEUROLINGÜÍSTICA

La PNL – Programación Neurolingüística es un modelo de comunicación, desarrollo personal y profesional.
Permite conocer nuestra estructura de pensamiento. Conocer nuestros talentos, potenciar los recursos, expandir nuestras capacidades, lograr objetivos, realizar cambios en la conducta, replantear creencias, resolver conflictos internos, ser flexibles, realizar nuevos aprendizajes, mejorar nuestros vínculos optimizando la comunicación en todas las áreas de vida personal y profesional.
Si el mundo evoluciona y cambia, es importante adaptarnos desde nuestros pensamientos, creencias, estados emocionales, expectativas de logro, estrategias, conductas.
Las técnicas de PNL son dinámicas y el entrenamiento es práctico, permitiendo aplicar las herramientas que posibiliten lograr el estado deseado actuando efectivamente.

Pensando en nuestras creencias...

Las creencias son una fuerza muy poderosa dentro de nuestra conducta. Es bien sabido que si alguien realmente cree que puede hacer algo, lo hará, y si cree que no puede hacerlo, ningún esfuerzo por grande que éste sea logrará convencerlo de que se puede realizar.
Nuestras creencias acerca de nosotros mismos y de lo que es posible en el mundo que nos rodea tienen un gran efecto sobre nuestra eficacia cotidiana. Todos tenemos creencias que nos sirven como recursos y también que nos limitan en nuestro accionar. Las creencias pueden moldear, influir e incluso determinar nuestro grado de inteligencia, nuestra salud, nuestra creatividad, la manera en que nos relacionamos.

Activando recursos con PNL

Del No puedo… al Sí puedo…….

Te pregunto ¿ante un desafío que te dices?

No lo quiero hacer….
No puedo hacerlo…
Quiero hacerlo…
¿Cómo lo hago?...
Intentaré hacerlo…
Puedo hacerlo…
Lo voy a hacer…
Se puede!!!


¿Lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana?  W. Disney.

domingo, 14 de junio de 2015

La autoestima.- nuestra valoración personal. –


La primera y mejor victoria es
la conquista de uno mismo

Autoestima: Es conocerse a sí mismo. Valorarse. Reconocer errores y aprender a aprender de ellos. Tener confianza en uno mismo.

Reconocer nuestro grado de autoestima no sólo es importante para nosotros mismos sino también para proyectarnos con éxito en el logro de nuestros objetivos y establecer relaciones saludables.
Cuando cambiamos nuestra valoración personal, cambian nuestros pensamientos, nuestro estado emocional, enviamos mensajes positivos a nuestro cerebro y actuamos en consecuencia. Cuando mejora nuestro mundo interno, mejora la percepción del mundo externo.

Las experiencias vividas en los primeros años de vida de un niño son el fundamento de una sana autoestima. Padres, educadores, el entorno en general contribuyen a construir una autoestima consistente.

Te invito a ver este video "Fichas de póquer" que nos permite reflexionar.



https://youtu.be/_BuP5XuMZGA

Una buena autoestima permite:

Determinar nuestro grado de autonomía, equilibrio. Dispuestos a enfrentar situaciones de cambio.

Tomar decisiones con responsabilidad.

Saber reconocer nuestras capacidades y recursos disponibles.

Ser confiables y positivos.

Tener energía para enfrentar los desafíos, viéndolos como oportunidades de aprendizaje.

Ser creativos, buscar alternativas, adquirir flexibilidad.

Asumir compromisos, ser personas íntegras.

Ser responsables de nuestra realización personal, sabiendo que merecemos lograr los objetivos propuestos.

Actuar de manera asertiva, priorizando lo importante, sin interferencias ni manipulaciones.


Una buena autoestima, consistente, es el resultado que surge de reconocer quien soy (identidad) para que soy apto y que quiero ser. Así nos aceptamos y valoramos como la persona que somos, sin perturbarnos pensando en aquello que deberíamos ser.
La autoestima posibilita vivir con una actitud productiva orientada al éxito basada en pensamientos expansivos y la capacidad de emprender la acción.



sábado, 6 de junio de 2015

La creatividad

Nuestro cerebro creativo

El cerebro es creativo por naturaleza. Piense en él como un bio-ordenador que se utiliza para aprender y reflexionar. Para obtener su mayor provecho tenga en cuenta que:

  • El cerebro puede tomar una idea y a partir de ella crear nuevas ideas y relacionarlas con las ya existentes (sinergia).
  • Puede conseguir todo aquello que sea capaz de imaginar, siempre y cuando, disponga de información adecuada. El cerebro ansía el éxito.
  • Los objetivos escritos ayudan a su cerebro a central la atención en las acciones necesarias para lograrlos.
  • El cerebro tiene la capacidad de imitar acciones.
  • El cerebro necesita permanentemente nueva información para cubrir los espacios en blanco y completar el cuadro de situación.
  • Las nuevas ideas son el alimento del cerebro. Igual que la comida lo es para el cuerpo.
  • El cerebro siempre busca la verdad.
  • El cerebro busca resultados. Es tenaz, siempre y cuando sepa lo que desea
                                                               

¿Qué es la creatividad? (Asociación Educar)

“La creatividad es un proceso mental. Esto implica la participación en mencionado proceso de los siguientes factores: la mente, el cerebro (produce esa mente), el cuerpo (percibe los estímulos sensoriales del mundo exterior y dónde repercuten somáticamente todas aquellas sensaciones producto de esta actividad cerebral) y el medio ambiente con el que esa unidad Cuerpo-Cerebro-Mente (UCCM) interactúa y desde el cual se nutre.

Este proceso mental al que llamamos creatividad también es conocido como pensamiento original, pensamiento creativo, inventiva, imaginación constructiva o pensamiento divergente.

La creatividad es la capacidad de crear, de innovar, de generar nuevas ideas o conceptos, o inéditas asociaciones entre ideas y nociones conocidas, que normalmente llevan a conclusiones que antes no existían, resuelven problemas y producen soluciones originales y valiosas.

Si tenemos en cuenta que la evolución del cerebro hasta llegar al humano, hace 150.000 años, ocurrió por una necesidad adaptativa para sobrevivir en un mundo natural con muchos peligros y escaseces, entonces, comprenderemos también por qué, en este sentido, la creatividad es un tema central en la humanidad: la capacidad de pensar en algo nuevo y mejor es lo que hace que la sociedad y la civilización humana avancen, en definitiva, hacia nuevas y mejores representaciones.

¿Cómo generar espacios ricos para desarrollar la creatividad?

1) Ocio y Recreo.

“El ocio no es creativo. La creación es obra del ocio.” Sergio Bosio

Está demostrado: hay que sentirse lo más relajado posible, disfrutando de lo que hace para la aparición de ideas nuevas. Si hay tensión, las ideas no surgen porque la mente está muy ocupada. Las mejores ideas aparecen cuando las personas no están trabajando, sino socializando, leyendo, mirando televisión, caminando y durmiendo.

Culturalmente se juzga el ocio como sinónimo de pereza, comodidad o improductividad. Esta interpretación se heredó de la Roma Antigua donde un recreo estaba estrechamente relacionado a la holgazanería. Por el contrario, en la Antigua Grecia se apelaba a la vida contemplativa como una segunda vertiente del trabajo físico. El desafío será, entonces, reconsiderar el significado que le damos a la palabra “ocio”. Deberíamos pensarlo como “recreo” en el marco de un espacio en el cual descansamos de las exigencias cotidianas para poder lograr un ocio creativo, semejante a la metodología griega.

2) Relajarse.

Aunque hay que admitir que el momento ¡Eureka! no llega a menos que la persona haya estado pensando y trabajando obsesivamente en ello, en una mente estresada, las áreas del cerebro activas no permitirán que las áreas implicadas en el proceso creativo hagan esas conexiones y desconexiones necesarias para crear. Para que llegue el momento ¡Eureka! hay que estar tranquilos.

3) ¡Bienvenido el Error!

Los adultos deberíamos reaprender a ser niños en este sentido. Éstos, quienes son extraordinariamente creativos, no tienen miedo a equivocarse, ese es su punto de partida. Estar equivocado no es lo mismo que ser creativo, pero si no estamos preparados para equivocarnos, nunca llegaremos a nada original…

4) Lío, desorden.

La imaginación no es ordenada, toma elementos de aquí y de allá para conjugarlos creando una cosa nueva. Esto no quiere decir que no se respeten las reglas de limpieza y hábitos de la casa, la escuela o el trabajo pero un permiso en este sentido no está mal. Se puede hacer un poco de “lío” y después ordenar.

¿Por qué es importante que como seres humanos nos demos el permiso de ser creativos?

“El futuro es incierto... Pero esta incertidumbre está en el corazón mismo de la creatividad humana.” Ilya Prigogine

Fundamentalmente, la creatividad está directamente relacionada con la felicidad. Es decir, somos felices cuando encontramos aquello que queremos hacer, para lo que tenemos habilidad (inteligencia), somos buenos , nos encanta y nos permite, además, solucionar problemas, afrontar incertidumbres y desafíos de forma positiva y constructiva.

La creatividad nos permite alcanzar la satisfacción personal de crecer como personas y poder, de esta manera, afrontar más positivamente los inciertos desafíos de un mundo en movimiento. Por esto, debería estar presente en todos los aspectos de la vida y de todas las personas

Se necesita ser muy creativo para ser más tolerantes a las frustraciones, pudiendo re significar situaciones o errores y, finalmente, poder lograr aquello que deseamos y nos hace felices”

martes, 19 de mayo de 2015

PNL y la educación

La Educación en este nuevo siglo presenta un gran desafío para padres y docentes: interactuar en una sociedad compleja, competitiva con desbalances en las relaciones, los límites, los valores y al mismo tiempo proponer objetivos para despertar la curiosidad, la motivación hacia el aprendizaje en sí mismo como proceso innovador, socializante, optimizando las relaciones interpersonales, fomentando el diálogo, para abrir espacios de escucha, cooperación y negociación.

Desde que nacemos incorporamos información a través de nuestros sentidos. Esta información es filtrada generando nuestros pensamientos formando programaciones, que nos conducen y guían durante la vida, mediante los diferentes comportamientos. Los seres humanos son el producto de sus pensamientos, acerca de lo vivido y experimentado y son estos pensamientos los generan emociones que predispones o no para la acción.
La responsabilidad de padres y docentes reside en pensar que modelos presentan a los niños, que valores inculcan, que creencias (limitantes o potenciadoras) instalan.
¿Son respetados sus intereses como seres individuales? ¿Cómo nos vinculamos? ¿Dialogamos, fomentando debates constructivos a pesar de las diferencias? ¿Ponemos límites y los sostenemos?
La tarea educativa, como parte del proceso de socialización, consiste en formar seres valiosos, seguros de sí mismos, responsables y comprometidos con sus acciones.
En el proceso educativo docentes y alumnos intercambian vivencias y acciones. Se comunican.
El maestro eficiente, es el que logra cercanía, confianza con sus alumnos dando sentido a la tarea educativa.
La comunicación que permita generar empatía, aceptando las diferencias y resaltando los valores individuales y grupales permitirá el acercamiento, fortaleciendo la relación docente- alumno. 



La capacitación desde la PNL destinada a educadores y futuros educadores tiene como objetivo contribuir a que los docentes se conviertan en facilitadores para optimizar la gestión educativa y el proceso enseñanza- aprendizaje, aprender a aprender, proponer objetivos y obtener los resultados deseados. 
Aprender a escuchar y observar a los alumnos. Leer el lenguaje corporal. Conocer los sistemas representativos para entender como captan la información y las vías de acceso (visual, auditivo, kinestésico) y el uso correcto del lenguaje para llegar a cada alumno como así también tener en cuenta las diferentes etapas del aprendizaje para orientar los contenidos.

La Programación Neurolingüística proporciona todas las herramientas para elaborar una educación donde cualquier alumno pueda aprender rápida y fácilmente acompañados por docentes que puedan integrar las diferentes realidades generando estados mentales orientados de logro.

jueves, 30 de abril de 2015

PNL Las palabras son sólo palabras.

"Cuando estás enfocado en sentirte bien y en hacer sentir bien a otras personas, te llevarás mucho mejor con la gente. Cuando el deseo de hacer sentir bien a otras personas es tu intención en lugar de que necesites caerles bien, harás amigos con facilidad y harás que las personas se sientan más atraídas a ti. A las personas les encanta estar en la presencia de alguien que las hace sentir bien consigo mismas.
Si quieres obtener lo que quieres, no parezcas necesitado.
El tono de voz es muy importante, porque te permite contar tus historias capturando la imaginación de las personas de una manera más dinámica. Cuando utilizas el tono de tu voz más expansivamente, enriqueces masivamente la calidad de tu comunicación. Tu 'tono de cara', en otras palabras, tus expresiones faciales, te ayudarán a utilizar distintas tonalidades que te ayudarán a producir cambios poderosos en las personas que te escuchan. Haz que tu tono de voz personal suene interesante para escuchar. Que tus gestos y expresión facial sean más expresivos. Recuerda que el arte de la buena comunicación está en tu habilidad para expresarte bien. Practica el contar historias una y otra vez, de tal manera que cada vez sean más intrigantes de escuchar. Pon atención al modo como hablas, y habla más despacio a las personas que te hablan más despacio a ti y más rápido a quienes te hablen más rápido a ti.
Comienza a darte cuenta de cómo te estás comunicando en el mundo y cómo lo puedes mejorar. Así como expresarte más efectivamente, presta atención a cómo piensa la gente cuando tú te comunicas. Ya que pensamos a través de nuestros cinco sentidos, entre más comiences a utilizar los cinco sentidos para construir experiencias para la gente, lo más reales y vividas estas serán. Yo tengo un dicho que dice que las personas no se enamoran de ti por los hechos que dicen quién eres, sino que se enamoran de ti por la manera en que cuentas tus historias. Recuerda, cada vez que te comunicas, lo importante no es como te expresas y como expresas tus pensamientos, sino qué efecto tienes sobre aquellos que te rodean. Si tú quieres ser exitoso, tienes que aprender a tener un impacto poderoso y positivo sobre las personas que te rodean. La buena comunicación trata de presentar la información de manera clara, ser capaz de recibir la información con facilidad y de causar un buen efecto en las personas a través de tus palabras, gestos y voz.
Las palabras no son 'malas'. Nunca lo fueron. Es simplemente que hemos asociado y pegado sensaciones negativas a ciertas palabras. Siempre explico esto mediante un sencillo ejemplo. Si digo las palabras 'te odio', yo creo que eso es 'malo'. Si digo las palabras 'te amo,yo creo que eso es 'bueno'. Cada palabra tiene un significado en el contexto y una vez que todos nos volvamos un poco más listos en esto, tal vez podamos perderle el miedo a las palabras y enfocar nuestra atención en decirnos más seguido cosas bonitas tanto a nosotros mismos como también a otros, en lugar de censurar al mundo. Es una verdadera pena que el miedo que la gente le tiene a las palabras, las pueda atrapar tan completamente.

La mayor parte del tiempo las personas utilizan una mala tonalidad cuando se enojan con sus hijos. Es ridículo enojarte con tus hijos. No tiene ningún sentido. Si les gritas a tus hijos, deberías hacerlo sin sentir ningún enojo. Cuando les grites, hazlo porque sientes que eso les ayudará para lograr algo. Deberías estar siempre pensando en cómo te sentiste el día en que nacieron y en las cosas que quieres enseñarles, las cosas que consideras importantes y de que buena manera puedes utilizar para que las aprendan. Fabricar malas sensaciones dentro de ellos no será muy útil la mayor parte del tiempo.

El hecho de que algunas personas puedan molestarse tanto por escuchar una palabra, cuando solamente es una secuencia de sonidos es algo ridículo. Estas palabras ni siquiera son las mismas en las distintas lenguas. Lo que hacemos es tomar una palabra y decidir que nos vamos a sentir mal acerca de ella. Toma la palabra 'Mick'. A veces significa el nombre de una persona y otras veces es como se le dice a un irlandés en la jerga popular. La palabra 'Kite' es una palabra de la jerga popular que se usa para decir judío. Entonces la gente decide que cuando escuchan esto, es momento de sentirse mal. Así que un grupo de personas se reúnen y dicen una palabra con mala tonalidad, pero es la mala tonalidad de las palabras la que hace que la gente se sienta mal y si tú permites que un montón de palabras te hagan sentir mal, entonces estás haciendo algo estúpido. Yo puedo ir y cambiar eso en un segundo. Como explicó Richard, la tonalidad es la que hace la diferencia cuando hablas. Las palabras solo son palabras Las palabras son ideas. Las ideas crean realidades.
Escoge crear tu propia realidad, tú tienes esa opción y ellas dependen del significado que les asignamos. Lo que es importante, es reconocer que las palabras no tienen ningún poder sobre nosotros".

Del libro Conversaciones
Dr.R. Bandler y Owen Fitzpatrick

martes, 24 de marzo de 2015

Comunicación. ¿Cómo te comunicas internamente?

De la calidad de la comunicación depende la calidad de nuestra vida.

Nuestras experiencias de vida, la realidad que construimos día a día depende en principio de nuestra de la comunicación interna, el diálogo interno y de la relación con el entorno.
¿Cuando hablas contigo mismo lo haces reconociendo tus fortalezas, tus creencias expansivas  o te enfocas en los puntos débiles, las creencias que te limitan para emprender la acción?

Son las preguntas que nos hacemos las que indican si nos enfocamos en el problema o en la búsqueda de soluciones.

Si ante una situación que consideramos adversa podemos preguntarnos:
¿Por qué me pasa esto?
Hago todo mal.
No sirvo para esto.
No encuentro la solución.
Esto no es para mí.
Nunca podré hacerlo.
Me cuesta mucho.
Es difícil, aburrido.

Que sucede si cambiamos las preguntas y decimos:
¿Qué tengo que ver, aprender, entender de esta situación?
¿Qué cosas puedo hacer diferente?
¿Quiero cambiar?
¿Qué representará este cambio en mi vida?
¿Con qué recursos cuento?

Al cambiar las preguntas, cambiamos el enfoque, podemos encontrar la manera de solucionar la situación, nos ponemos en el lugar desde donde, tomando el control, activamos recursos internos y externos pensando en resultados.
Este es el momento que podemos alinearnos e inspirarnos para comenzar el proceso de cambio de adentro hacia afuera, cambiar la mirada, pensar en posibilidades.

Si cambio mi diálogo interno, cambio mi representación interna, la manera de experimentar la realidad, cambia mi estado interno, las emociones que experimento serán positivas, las acciones y los resultados obtenidos también.
Podemos decidir quedar presos de situaciones adversas o comenzar a buscar herramientas que me permitan iniciar el proceso de cambio.

Conectarnos con nuestro interior mediante preguntas que enciendan el motor interno, la pasión por avanzar y ser conscientes de nuestros recursos.

Podemos entrenar a nuestro cerebro a ver oportunidades donde antes veíamos problemas, aprender, incorporar nuevas vivencias que se integren con los aprendizajes anteriores, programarnos para crecer, mantenernos activos, alertas, para desafiar los retos del día a día, incorporar recursos, enfocarnos en la búsqueda de soluciones y resultados deseados.

Seamos sinceros con nosotros mismos, a veces las soluciones demoran más de lo que deseamos en llegar, aunque será nuestra actitud la que marque la diferencia.

Es importante decirnos y creer que podemos lograrlo. Comprometernos, ser perseverantes.