viernes, 28 de septiembre de 2012

PNL Metáfora para el logro de objetivos

La visión de la oruga

En un bosque cercano a un monasterio en una montaña, una pequeña oruga caminaba en dirección al sol, hacia la montaña más alta. Muy cerca había un escarabajo y le preguntó:
-¿A dónde vas?
-He tenido un sueño. Me encontraba en la cima de la montaña y veía todo el valle.
Me gustó tanto que quiero verlo realmente.
- ¡Estás loca! – le contestó el escarabajo sorprendido – ¿acaso crees que tú podrías llegar hasta la cima?
Cualquier piedra para ti es ya una gran montaña....
La oruga no le hizo caso y continuó alejándose lentamente.
Pronto oyó la voz de un saltamontes:
- ¿Dónde vas, tan decidida?
-He tenido un sueño. Me encontraba en la cima de la montaña y veía todo el valle. Voy a subir y desde la cima contemplaré el maravilloso paisaje que nos rodea.
El saltamontes se rió a carcajada abierta....
- Ni yo, con mis largas patas y mis grandes brincos me atrevería a intentarlo.
Se tumbó en el suelo y siguió riéndose....
También se topó con una rana, una araña y un sapo. Todos se rieron y le dijeron que no lo lograría jamás, que estaba perdiendo el tiempo y acabaría agotada.
Pero dentro de la oruga había una tensión que le impulsaba a seguir. Evidentemente se cansaba cada vez más. Hubo un momento que se quedó sin fuerzas. Decidió parar para descansar.
Buscó un lugar para pasarla noche. Mientras pensaba que al día siguiente estaría mejor, quedó dormida. No sabemos cuanto tiempo permaneció dormida. Todos los animales la rodearon creyendo que estaba muerta. Ahí estaba el animal que había tenido la visión más insensata del bosque. Todos sintieron una gran admiración por la muerte de alguien que había querido realizar un sueño imposible.
Al mediodía, brillaba el sol de manera especial. Todos quedaron atónitos. Vieron que se movía. Sus ojos habían cambiado y aparecieron unas antenas.
Una preciosa mariposa voló hacía la cima de la montaña. Contempló aquel valle maravilloso.
Le pareció el mundo entero situado a sus pies. Era mucho más extraordinario de lo que había soñado. Pasado algún tiempo, continuó volando hacía otra montaña.....y les dijo a todos:
¡Nos vemos en la cumbre!

Nuestros objetivos comienzan con una visión, con una motivadora imagen de un resultado  “posible de lograr”, es emprender un viaje fascinante hacia el estado deseado. Nos sentimos inspirados, con fuerzas y comprometidos. La visión nos mantiene atentos al camino, así lograremos enfrentar las dificultades que surjan, realizar cambios, como así también nos permitirá sorprendernos y disfrutar del trayecto. Finalmente lograremos llegar a la meta.

La diferencia entre quienes logran realizar sus sueños y quienes no lo consiguen está en que los primeros pasan a la acción.

¿Cual es tu visión?  ve tras ella...

lunes, 10 de septiembre de 2012

PNL: Los cuatro pilares de la sabiduría. JOSEPH O'CONNOR.

La PNL se fundamenta en cuatro pilares básicos. El primero y más importante lo constituyen las relaciones, en concreto la especial relación de confianza y sensibilidad mutua que denominaremos compenetración, y que puede aplicarse al trato que uno mantiene consigo mismo y con los demás.
La compenetración con uno mismo: es probable que alguna vez se haya visto en la tesitura de decidir entre dos acciones posibles y haya pensado: En el ámbito físico, cuanto mayor sea nuestra compenetración, mejores serán nuestra salud y nuestro bienestar, puesto que las distintas partes de nuestro cuerpo cooperarán en armonía. Cuando mayor sea nuestra compenetración mental, más se acrecentará la sensación de paz interior, pues se establecerá una unidad entre las distintas partes de nuestra mente. La compenetración en el ámbito espiritual puede manifestarse en el sentimiento de formar parte de un todo mayor, más allá de nuestra identidad individual, y de ocupar un sitio en la creación.

Muchas personas que exhiben signos externos de éxito se sienten, no obstante, desgraciadas. Quizá haya notado que en la presencia de esta clase de personas sentimos inquietud. Se diría que la manera de organizar la vida refleja nuestro estado interno. Los conflictos internos crean, de este modo, conflictos externos, y el grado de compenetración con nosotros mismos es a menudo un espejo de lo que logramos con otras personas.
Independientemente de nuestras acciones e intenciones, el éxito dependerá de las relaciones e influencias que tengamos con los otros.

El segundo pilar consiste en saber determinar qué queremos, pues de lo contrario ni siquiera podremos definir si hemos logrado nuestros objetivos. En términos de la PNL este proceso se de denomina definir una meta o un resultado. Se trata de una forma integral de pensar, que consiste en cuestionarnos continuamente nuestros deseos. Existe una diferencia fundamental entre preguntar ¿cuál es su deseo?, y ¿cuál es su problema?. Las personas que comienzan definiendo una situación con esta última pregunta, atribuyen a continuación culpabilidades y, aunque quizá terminen por entender lo que ocurre, nunca consiguen determinar realmente qué quieren, y tampoco ayudan a los otros a descubrirlo.

El tercer pilar se denomina agudeza sensorial, y se refiere a la capacidad de valernos de nuestros sentidos para ver, oír y sentir lo que en realidad nos ocurre. Sólo haciendo buen uso de ellos sabremos si avanzamos hacia nuestra meta y, si no es así, esta retroalimentación informativa nos servirá para realizar los ajustes necesarios. En nuestra sociedad se considera normal que esta clase de información pase inadvertida, pero los niños sí la captan. Podemos recobrar la curiosidad y la agudeza que teníamos cuando éramos niños.

El último pilar se fundamenta en la flexibilidad en el comportamiento: la posibilidad de elegir entre diferentes maneras de actuar. Cuantas más opciones tengamos a nuestro alcance, mayores serán las probabilidades de éxito. Debemos cambiar nuestra forma de actuar cuantas veces sea necesario hasta conseguir nuestro propósito.

  Joseph  O'Connor.-  Master Trainer de PNL en (Comunidad Internacional de PNL y por Asociación Internacional de Institutos de PNL), Coaching Master Trainer (Asociación Internacional de Institutos de PNL y por Comunidad Internacional de Coaching), Profesor de Coaching (Universidad Virtual 2004), B.Sc. (Honorario) Antropología de la Universidad de Londres, L.R.A.M. de la Real Academia de Música.