domingo, 13 de mayo de 2012

PNL - Comunicación no verbal

Las personas tenemos dos maneras diferentes de interactuar al relacionarnos con otra persona, mediante el lenguaje verbal y el corporal ( no verbal).
En este punto tiene especial importancia observar aspectos a los que normalmente no prestamos importancia como son el tono y las palabras que decimos, la rapidez o la lentitud del discurso, la frecuencia de la respiración, la mirada, los gestos, el movimiento del cuerpo, de nuestras manos, la postura. Todo ello determina nuestra actitud y nuestras intenciones.
Observar a los demás y observarnos a nosotros mismos es un primer paso para conseguir una corriente de comunicación exitosa y es la base para generar el rapport.

Cuando nos comunicamos interpersonalmente ¿Cómo demostrar que prestamos atención al interlocutor y que respetamos su visión del mundo?
Una de las claves para establecer relaciones interpersonales satisfactorias es dispensar a los demás la atención y el reconocimiento que merecen. Este reconocimiento hace florecer lo mejor de nosotros mismo y mostrarlo al exterior.
Conceder nuestra atención al otro constituye una acción de reconocimiento de su identidad.

Concordamos o acompasamos nuestro lenguaje corporal con el de otra persona con el propósito de compartir y comprender su experiencia del mundo. La concordancia corporal representa una maravillosa vía de entrada a dicho mundo, ya que el modo en que empleamos nuestro cuerpo influye en nuestro estado afectivo y forma de pensar.
Concordar no es imitar, es algo semejante a "danzar".
Dos personas que bailan no se imitan, se complementan y sus movimientos expresan la relación que existe entre ellas.

Propongo un ejercicio:

Entable una conversación banal con alguien y, cuando se sienta a gusto, concuerde su lenguaje corporal con el de su interlocutor; adopte la misma postura la frecuencia y la magnitud de sus gestos, su respiración y tono muscular, la comunicación se tornará más fluida.
Luego, rompa la concordancia: cambie de forma drástica su lenguaje corporal y fíjese en qué sucede con la fluidez de la comunicación.