lunes, 16 de abril de 2012

PNL. La comunicación

QUE DIGO, QUE COMUNICO, QUE CREO DECIR Y COMUNICAR
Joseph O'Connor

“La compenetración constituye el primer paso hacia una buena comunicación. A pesar de que todos poseemos la habilidad de comunicarnos, a veces se generan malentendidos.
Si es usted un ser humano, se habrá encontrado alguna vez en la situación de recibir una respuesta que le ha dejado asombrado, tras haber afirmado algo que a su parecer era evidente. Un comentario inocente se interpreta a veces como una cuestión personal, o una oferta de ayuda bienintencionada es rechazada con un "¡no se entrometa!". Para nosotros el ofrecimiento estaba claro, pero no así para nuestro interlocutor.
También puede ocurrir a la inversa, es decir, que lo que entendemos no se corresponda con lo que quería decir la otra persona. Si alguien le dice "acabaré enseguida", usted puede interpretar que estará listo en media hora, cuando el otro tal vez se refiere a medio día.
La comunicación humana no es como el alfabeto Morse, donde cada símbolo tiene un significado fijo. Se cuenta un chiste sobre dos psicoanalistas que se encuentran en la calle. Uno le dice al otro: "Buenos días. ¿Cómo está usted?" Y el otro piensa: "Me pregunto qué querrá decir con eso."
No podemos evitar hallar un significado a cuanto vemos, oímos y sentimos. No sólo somos habilidosos y creativos como comunicadores, sino también como oyentes. Los malentendidos son el precio que pagamos por disfrutar de la capacidad de trasmitir e inferir los innumerables matices de un mensaje. A veces parece un milagro que nos entendamos los unos a los otros.
El objetivo de la comunicación es transmitir un significado. ¿Cómo sabemos si lo hemos conseguido? Cuando la otra persona comprende el mensaje.

El emisor no puede decidir cómo debe interpretar el receptor su mensaje, sólo cómo le gustaría que lo interpretase. En la comunicación no existe el fracaso, pues siempre se comunica algo, aunque cabe la posibilidad de que no sea lo que pretendíamos. Las respuestas que recibimos son valiosos indicadores de qué sucede y constituyen una guía para saber cómo debemos actuar a continuación.

La siguiente premisa de la PNL lo resume:
El significado de la comunicación está en la respuesta que recibimos.

¿Cuáles serán las consecuencias de actuar como si esta premisa fuese cierta?
Quizá sienta curiosidad por fenómenos como los siguientes: ¿Cómo se producen los malentendidos? ¿Cómo pueden evitarse? Esto suele conseguirse prestando atención a las respuestas de la otra persona, no intentando adivinar sus pensamientos o intenciones. Con un poco de atención y sin dar grandes rodeos podemos identificar malentendidos antes de que tengan consecuencias graves.” 

Joseph O'Connor es uno de los autores más interesantes y difundidos de la PNL. Actualmente se dedica al Coaching con PNL, una versión propia de este enfoque que toma la PNL y la pone en sistema a través de un proceso de Coach.
Es uno de los formadores de PNL más conocidos y respetados en todo el mundo. 
Es cofundador de la Internacional Coaching Community (ICC).

No hay comentarios: