domingo, 22 de mayo de 2011

PNL y el aprendizaje permanente

Para mantener en forma nuestro cerebro es necesario nutrirlo fortaleciendo los conocimientos existentes e incorporando nueva información,  aprendizajes, de esta forma se mantendrá activo, al máximo de sus capacidades ya que al incorporar nueva información se crean nuevas conexiones cerebrales.
La PNL nos habla del aprendizaje permanente, continuo, a lo largo de nuestra vida. Un cerebro activo y en crecimiento, incluso en edades avanzadas tiene menos probabilidades de padecer enfermedades.
Podemos aprender todo aquello que deseemos aprender.
El aprendizaje continuo estimula la creatividad, amplia nuestra perspectiva, modifica nuestra realidad, nos mantiene motivados y actualizados.
No importa cuales sean sus habilidades actuales, siempre puede mejorar. Las personas exitosas están comprometidas con la excelencia, y este compromiso las lleva a estar en un continuo aprendizaje y perfeccionamiento.
A través del aprendizaje nos renovamos, nos re-creamos, estamos dispuestos a nuevos desafíos, al cambio y al logro de objetivos.

Para mantener ágil su cerebro tenga en cuenta:
Fomentar relaciones saludables.
Intercambiar conocimientos.
Leer publicaciones relacionadas con su actividad.
Aprender algo nuevo cada día. No necesariamente relacionado con su profesión.
Dar vía libre a su curiosidad.
Cambiar sus rutinas.
Recuerde que puede aprender a cualquier edad. Decídase a continuar aprendiendo.

domingo, 8 de mayo de 2011

Logro de objetivos

“La posibilidad de realizar un sueño, es lo que hace a la vida interesante” Paulo Coelho

Existen personas que:

No logran sus objetivos.
Otra que sólo lo logran parcialmente.
Otras que logran sus objetivos de manera exitosa.

En el primer caso la dificultad puede deberse a la falta de motivación, no estar enfocado, no tener el objetivo bien definido, real y un plan de acción para lograrlo. De esta manera se desperdicia energía ya que no hay una dirección establecida. Otras veces existe temor al fracaso.

En el segundo caso si bien se logran algunos objetivos, quedan estancados, muchas veces son determinadas creencias las que limitan el accionar. Temen realizar cambios, salir de la zona de comodidad, que le posibilitarían avanzar hacia logros más importantes.No arriesgan. 

Finalmente están las personas exitosas, que no solo logran sus objetivos sino que están en un constante desafío, creando nuevas y más opciones. No se detienen ante los obstáculos, son flexibles a los cambios y abiertos a nuevos aprendizajes.
Programan su mente, para dar forma a su meta, de esta manera ven, escuchan y sienten su objetivo, como si ya lo hubiera logrado, y allí dirigen su energía. Son congruentes, no hay diferencia entre lo que piensan, dicen y hacen, tienen fe en sí mismos y son conscientes de sus recursos.
Disfrutan tanto del proceso como del resultado.

Cuando logramos un objetivo experimentamos un estado de satisfacción y autoestima muy importante. Es como colocar ladrillos en la construcción de nuestra realidad, lo que nos conducirá a seguir trabajando para colocar más y más ladrillos.
Es importante recordar que sin un proyecto viable (objetivo bien definido) no es posible construir aquello que deseamos.
La PNL los propone desaprender aquello que obstaculiza y aprender lo que nos permite lograr nuestros objetivos.
Comenzar con el diálogo interno (qué quiero), con un lenguaje positivo y de acción, evitando las postergaciones, las creencias que nos limitan, las frases: no puedo, es difícil, después, no se, ya es tarde.
La PNL nos facilita herramientas para desenvolvernos con excelencia y descubrir como lograr aquello que nos proponemos con eficiencia, tomando conciencia de nuestro potencial y aumentando nuestras posibilidades de éxito.