domingo, 24 de abril de 2011

Liderar desde la PNL

Un líder es aquella persona que por sus cualidades se destaca en un grupo.
Liderar desde la PNL es ganar-ganar es lograr integrar las parte de un todo hacia un mismo objetivo.
Un líder sabe guiar, motivar, mantener la unidad del grupo, la lealtad y la pertenencia al mismo con respecto a un objetivo común.
Sabe detectar las fallas en la interacción y tiene capacidad para modificarlas para alcanzar, de esta manera, la excelencia.
Respeta el modelo del mundo de los otros. No juzga.
Establece rapport y sabe escuchar.
Es flexible, se adapta, reflexiona.
Es congruente, lidera con el cuerpo y el lenguaje. Enseña con el ejemplo.
Motiva, genera la acción. Utiliza la inteligencia emocional.
Es confiable, íntegro, inspira seguridad y respeto.
Fomenta el cambio con creatividad.
Sabe establecer prioridades, está focalizado en el aquí y ahora.
Conoce el potencial de los integrantes del grupo y aprovecha sus talentos.
Acepta las críticas. Tiene respuestas.
Dispone de recursos para manejar situaciones de estrés.
Tiene claros sus objetivos personales, como así también los del grupo.
Demuestra iniciativa, asume retos.
Una de las habilidades más importantes de un líder es identificar las creencias, valores y motivos que sustentan el accionar en pos de una meta.
El líder logra la acción para generar resultados reales.

lunes, 11 de abril de 2011

COMUNICACIÓN: LA ESCUCHA ACTIVA

“Nos han sido dadas dos orejas, pero sólo una boca para que
  podamos escuchar más y hablar menos”.(Zenón de Elea)


"Hablar es una necesidad, escuchar es un arte". (Goethe)



Escuchar no es un fenómeno sencillo, intervienen muchos factores no sólo en la forma que escuchamos sino también en la que nos escuchan.

Para lograr una comunicación efectiva que nos permita mejorar nuestra convivencia social es aconsejable desarrollar la escucha activa.

Muchas veces nos centramos en el acto de hablar, restándole importancia a escuchar lo que nuestro interlocutor nos quiere expresar.

Comunicarnos es como una danza donde el hablar y el escuchar se entrelazan, nos acercamos, se produce el rapport.

Algunas consideraciones con respecto a la escucha activa:

*Cuando escuchamos demostramos interés.

*Al escuchar obtengo información del mapa del otro, puedo compartir o no sus opiniones.

*Si escucho no hablo.

*El que escucha acompaña, no juzga.

*Si estoy abierto a la escucha, también puedo escucharme (diálogo interno).

*Hablamos para ser escuchados, la escucha da validez al habla.

*Escuchar es más que oír (percibir sonidos) implica interpretar, comprender, dar sentido a lo que oímos.

*La escucha no es el lado pasivo de la comunicación, como se supone, es completamente activo ya que este modo de escuchar requiere estar atentos a nuestro interlocutor, calibrarlo (atender a las señales no verbales) para de esta manera captar el real sentido de su mensaje.

*Escuchar activamente requiere apertura, aceptación de las diferencias y respeto mutuo.



Para la PNL quien lidera la comunicación es el que escucha. Así logramos actuar con inteligencia en nuestras relaciones interpersonales.