miércoles, 23 de diciembre de 2009

Deja que fluya a través de Ti el espíritu del amor

Retrocede en el tiempo y evoca la mejor de las Navidades que hayas tenido en tu infancia. Centra el recuerdo en la mente para poder visualizarlo. Recuerda lo que veías, olías, los sabores, las sensaciones que experimentaste.
Observa como se te abre el corazón al pensar en esa Navidad tan especial. Quizás una de las cosas más maravillosas de ese día haya sido la presencia del amor. Deja que ahora el espíritu del amor fluya a través de TI. Da cabida en tu corazón a todas las personas que conoces y amas. Envuélvelas en ese amor.
Has de saber que en cualquier momento, puedes llevar contigo ese sentimiento tan especial. Tú eres amor. Tú eres energía .Tú eres luz.

Transitar juntos el camino del crecimiento ha sido para mí una experiencia muy gratificante.

Gracias a ustedes, amigos, hemos creado puentes muy sólidos.


¡¡ Feliz Navidad y Año Nuevo !!