viernes, 21 de agosto de 2009

En momentos de cambio, confía en tus fuerzas

“Confía en las cosas que te inspiran.
Confía en las cosas que te dan felicidad.
Confía en tus sueños que siempre has anhelado.
Déjalos hacerse realidad.
La vida no hace promesas sobre lo que te reserva el futuro.
Debes buscar tus propios ideales y animarte a cumplirlos.
La vida no ofrece garantías sobre lo que tendrás.
Pero te ofrece tiempo para decidir que buscas.
Arriésgate a encontrarlo.
Si tienes voluntad para hacer buen uso de tus talentos y dones
Tu vida estará llena de momentos memorables y de alegría.
Para aquellos que deciden creer en la verdad de lo que sueñan y en sus fuerzas, la vida es un singular regalo.
Y nada es imposible”. (Autor anónimo)

Dirige tus fuerzas hacia las metas que deseas lograr. Si cambias la dirección de tus pensamientos cambiará el rumbo de tu vida.

Siempre estamos a tiempo de hacer cambios por pequeños que estos sean. Relájate y piensa en tus fortalezas. Pregúntate:
  • ¿Qué puedo hacer hoy para cambiar mi vida?
  • ¿Dónde colocaré todas mis fuerzas?
  • ¿Con qué recursos cuento?
  • ¿Qué emociones me van a motivar?

Las personas fuertes buscan la solución a sus problemas sin buscar culpables. Ven los obstáculos como desafíos. Están seguros de sí mismos. Se relacionan con personas positivas. Cuidan su ecología.

Avanza en dirección a la felicidad, encamínate hacia tus sueños y recuerda que eres tú quien lleva las riendas de tu vida.

Todo lo que puedas hacer o soñar, comiénzalo. La audacia contiene en sí misma genio, poder, magia” (Goethe).

¿Qué sueño comenzarás a hacer realidad mañana? Identifícalo, visualízalo y ve por él…

¿Quieres compartirlo conmigo?